Corporación de Estudios Sociales y Educación
Santiago de Chile, martes 20 de agosto de 2019

En diario La Segunda: «A manos de sus parejas, asesinatos de mujeres en Chile siguen aumentando en Chile». Entrevista a Olga Segovia

A MANOS DE SUS PAREJAS
ASESINATOS DE MUJERES SIGUEN AUMENTANDO EN CHILE
En todo el 2005 hubo 46 casos, ahora ya van 32

Sólo en lo que va de este año, 32 mujeres han sido asesinadas en Chile por sus parejas. El último de los casos salidos a la luz pública ocurrió la semana pasada, cuando Rosa González murió apuñalada en una calle de Renca por un hombre al cual había rechazado.

Son los «femicidios», crímenes que afectan a las mujeres esencialmente por su género y a manos de quienes suponían iban a protegerlas. Lo preocupante es que la cifra va en franco aumento.

Durante todo el año 2005 hubo 46 casos. Por eso, a la luz de los 32 que ya han ocurrido este año, se teme que la cifra vuelva a niveles como en 2004, cuando hubo 70 mujeres asesinadas por sus parejas. Así lo señaló la ministra del Sernam, Laura Albornoz, en el marco de una reunión internacional sobre eliminación de la discriminación de la mujer, que acaba de finalizar en Nueva York.

El dato se lo entregó también a Olga Segovia, consultora y directora del Proyecto Regional de Unifem -fondo de Naciones Unidas para la Mujer-, que busca construir «ciudades seguras sin violencia contra las mujeres».

La experta ha estudiado largamente el tema, y ha concluido que, en la mayoría de los casos, las mujeres fueron asesinadas cuando decidieron terminar la relación. O trataron de defenderse de una violación.

Agrega que la mujer agredida o maltratada, en general, no corresponde a un determinado tipo de personalidad. «El aislamiento, el desequilibrio de poder y las conductas alternantes de malos y buenos tratos predisponen a que las víctimas creen unos vínculos emocionales muy intensos con sus agresores».

Los hombres que agreden, a su vez, son dependientes y celosos de sus parejas. Mantienen una fuerte creencia en los roles tradicionales de cada sexo y expresan una necesidad extrema de control.

-¿Qué se puede hacer para evitar la violencia, desde el punto de vista de las ciudades?

-Propiciar una forma de vida en que haya mayor intercambio, animación de los espacios, más cultura, más presencia de todos. Mientras más fortalecido sea el concepto de lo privado, menos posibilidades hay de compartir, sociabilizar y crear una cultura ciudadana, que vaya disminuyendo el temor.

Además, señala, hay que «identificar todos los factores urbanos, sociales, económicos, diseñar políticas más focalizadas y hacer un debate a largo plazo», para comenzar a disminuir el problema.



SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación
María Luisa Santander 0440, Providencia, Santiago de Chile. 
Código postal: 7500833
Teléfonos: (56-2) 23 411 050, (56-2) 22 696 311, (56-2) 22 691 974

ALOPACCION   HIC                               

 

webmail      Stats