Corporación de Estudios Sociales y Educación
Santiago de Chile, martes 16 de julio de 2019

El Mostrador: «Mauricio Salinas, de Ciudadanía y Justicia: »Fundación Paz Ciudadana es promotora del miedo y la inseguridad»’, por Macarena López M.

Mauricio Salinas, de Ciudadanía y Justicia:

»Fundación Paz Ciudadana es promotora del miedo y la inseguridad»

por Macarena López M.

»El
tema de la delincuencia está sobredimensionado», estima el abogado de
la Corporación Ciudadanía y Justicia, quien asegura que siempre han
existido los robos y para atacar ello es necesario reducir la
desigualdad.

Lo primero que hace el abogado Mauricio Salinas, de
la Corporación Ciudadanía y Justicia, es mostrar una añosa revista Vea
de los años 70 que titulaba: “Pandillas juveniles aterran a Santiago”
para demostrar que el tema de la delincuencia no sólo se vive ahora
sino que siempre ha existido.”Ocurre que este titular es similar a los
de hoy”, aseveró.

La diferencia, agregó Salinas, quien además
es militante del PPD, es que en ese tiempo Vea era catalogada como una
revista sensacionalista y los diarios serios se dedicaban a las
disputas políticas. Hoy en cambio, estos últimos tienen como tópico “la
violencia y la delincuencia, la denominada seguridad ciudadana”.

Para
el abogado, quien además integra la comisión de seguridad ciudadana del
comando de Michelle Bachelet, el problema se genera en la desigualdad
existente en la sociedad ya que si se disminuyen estos índices,
inevitablemente se va a producir un efecto que es la reducción de la
delincuencia. “Los jóvenes tienen derecho a comer tres veces al día,
contar con una cancha para jugar fútbol, no para que no roben sino que
porque tienen ese derecho. Otra cosa es que si tienen sus necesidades
satisfechas entrarán en menos conflictos con la sociedad”, dijo.

¿Qué otro ámbito se debe atacar para frenar esta desigualdad?
-El
cultural, el tema del egoísmo, la desconfianza y el temor. Si no
intervenimos se va a producir la ley de la selva y que es lo que quiere
la derecha con la desregulación de todas las actividades, con los
guardias privados, puesto que ya hay 140 mil, entre los formales e
informales, que están para defender los bienes de quienes les pagan, no
los de la ciudadanía. Carabineros, en cambio, tiene sólo 37 mil
funcionarios.

-¿Cuál es su planteamiento con el tema de la delincuencia?
-Nosotros
planteamos que el tema de la delincuencia está absolutamente
sobredimensionado y que en realidad el tópico está planteado desde la
derecha y sus medios de comunicación, como una manera de encubrir la
discusión de los problemas efectivos que tenemos los chilenos.

-¿Se está magnificando el problema de la delincuencia?
-Claro. El tema está puesto en la discusión política en vez de discutir los problemas reales que tenemos como país.

-¿Cuáles son los problemas reales?
-Los
problemas reales son que hay un 7,7% de personas en indigencia, y
tenemos un 19% de la población en la pobreza, que son tres millones de
chilenos. Se hace un gran escándalo porque alguien entró a robar a un
departamento y sacó 400 millones de pesos en joyas a una señora que es
decoradora. Ahí están los problemas de este país. ¿Cómo es posible que
alguien tenga 400 millones de pesos en joyas a partir de la decoración?
¿Cuál es el aporte de la decoración al bienestar de los chilenos que
permite que tenga 400 millones de pesos en joyas,o vivir en un
departamento que también tiene un costo varias veces millonario? Y el
problema -ironiza- es que alguien entró a robar…

-¿Usted que cree?
-El problema está en lo otro.

-Entonces para combatir la delincuencia se debería luchar contra su origen, que a su juicio está en la desigualdad.
-Por supuesto.

-Pero se habla mucho de ello y no pasa nada. La derecha…
-No sólo la derecha…

-¿Usted concuerda entonces en que el gobierno de Lagos ha gobernado para los empresarios?
-Supongo que los empresarios deben estar felices… Lo cierto es que la desigualdad ha aumentado y la delincuencia también.

Delincuencia de los pobres

Para
Salinas, hay una operación de la derecha tendiente a que la
delincuencia termina siendo identificada sólo con los pobres. «Todos
los estudios demuestran que el delito ocurre en todos los sectores
socioeconómicos por igual. Lo que ocurre es que cada cual no comete el
delito que quiere sino el que puede”.

-Por ejemplo…
-Un
muchacho de la población al que todo el día se le dice qué debe usar y
no tiene ninguna posibilidad en su vida de llegar a consumir esos
productos por medios legítimos porque el modelo no se lo permite,
entonces, delinque. Además que si él quiere buscar un trabajo no puede
tener ese nivel de consumo ya que le van a pagar el sueldo mínimo.
Entonces ese joven para cumplir sus expectativas tiene que pasar a
llevar los derechos de otro.

-Para evitar eso se debería cambiar el modelo económico que actualmente existe.
-Exactamente.
El origen de nuestros problemas tiene que ver con eso. Estoy seguro de
que a ese joven que le quita la cartera a una señora le gustaría dar un
cheque sin fondos, pero ningún banco le va a dar una chequera y el día
que logre robarse una, nadie le va a recibir los documentos. Nadie
habla de los delitos de los ricos que evaden cuatro mil millones de
dólares en el país anualmente por impuestos. Los delitos se cometen por
igual, cualquiera sea la esfera social en la que uno se maneje.

-Según usted, ¿los ricos no son perseguidos?
-Pese
a que los delitos se distribuyen en todas las capas el sistema de
persecución penal es como cuando uno estaba en el colegio: al que es
más débil lo pillan primero, por lo tanto, los sistemas de persecución
sólo persigue a los pobres, en las cárceles sólo hay gente pobre porque
no tuvieron abogados, etc. Todos conocemos a alguien del sector medio
hacia arriba que alguna vez cometió alguna estafa, dio un cheque sin
fondo y se mandó a cambiar para Argentina y después llegó a los cinco
años y nadie dijo que era un delincuente.

-Sí, pero los delitos pequeños afectan a las personas comunes y corrientes, y los otros..
-El
problema es que la evasión de impuestos afecta al Estado y con ello
también se agudizan los problemas sociales pues no hay dinero para
desarrollar programas especiales.

-Pero la percepción de la
gente es otra, en el sentido de que los delincuentes están en la calle
pues se los captura y se los deja libres, y al final no se hace
justicia.
-Exactamente, es la percepción, pero no la realidad. Por
ejemplo, cada tres meses se da a conocer con gran bombo la cantidad de
hurtos, pero no la de los accidentes laborales, por ejemplo.

-En Chile, ¿hay castigo para los delincuentes?
-Evidentemente.
El tema parece ser que en Chile hay delincuencia porque no hay castigo,
pero eso no es así. En 1990 habían 17.500 presos y hoy hay 40 mil. Y la
mayor parte de ellos por hechos de delincuencia menor: hurtos y robos,
en su mayoría, pues los asaltos son muy pocos.

-Pero con la
nueva reforma la gente critica que se dan pocos castigos, sino ninguno,
a los delincuentes y se los deja libres casi inmediatamente.
-Una
cosa son los delitos que ocurren y otra es el temor de la gente a ser
objeto de un delito. Lo que hay en el país es una desproporción
absoluta entre los delitos realmente cometidos y el temor que la gente
realmente tiene.

«El temor es natural»

-¿Y qué se puede hacer?
-El
temor es natural, pero en esta época (muestra la revista Vea del año
70) era mucho menor. El temor puede subir y los delitos bajar, y
viceversa. El temor no es un reflejo directo de los delitos, hay que
hacer políticas distintas: una para combatir el temor y otra tendiente
a disminuir la tasa de delitos, pero teniendo claro que los delitos
siempre van a existir.

-¿Qué se puede hacer para disminuir el temor?
-Lo
primero que hay que hacer son políticas destinadas a enfrentar la
industria del miedo, de la inseguridad. Está el caso del joven que su
padre tenía mucho temor y se disfrazó: se puso un sweater en la cabeza
y entró a su casa, el padre antes de preguntar quién era…lo mató.
Allí hubo gente que ganó plata: el que vendió el arma, los que venden
balas, etc, lo más terrible es que si este señor no hubiese tenido
miedo, su hijo no le habría realizado una broma. Para el temor tenemos
que tener políticas que salgan a contestar esto.

-¿Cómo ve las campañas de Paz Ciudadana?
-Esas
son campañas de inseguridad, la Fundación Paz Ciudadana es promotora
del miedo y la inseguridad, hay que ver quién la financia…

-Pero lo cierto es que la delincuencia preocupa a las personas…
-De
acuerdo a los estudios serios no es el principal problema que le
preocupa a las personas, pero los diarios lo que hacen es magnificar la
situación colocándole más miedo a la gente.



SUR Corporación de Estudios Sociales y Educación
María Luisa Santander 0440, Providencia, Santiago de Chile. 
Código postal: 7500833
Teléfonos: (56-2) 23 411 050, (56-2) 22 696 311, (56-2) 22 691 974

ALOPACCION   HIC                               

 

webmail      Stats